cristal de murano artículo imagen

Cristal de Murano y la joyeria

Cristal de Murano : qué es, propiedades y como se trabaja para creación de joyería

El cristal de Murano es reconocido a nivel mundial por tratarse de un elemento que irradia una belleza única y que puede usarse para distintas finalidades sin perder su excentricidad y su atractivo. Fue producido por primera vez hace más de diez siglos, y su lugar de origen es la localidad italiana que le ha dado origen a su nombre: Murano.

Orígenes del Cristal Murano

Situada al noroeste de Venecia se encuentra una pequeña isla llamada Murano, que como bien les hemos comentado anteriormente es quien da origen al nombre del cristal del que hablaremos en el artículo de hoy. Esta pequeña localidad y centro italiano es el fabricante de cristal más grande del mundo, surgiendo por primera vez entre el siglo 8 y 9.

El cristal de Murano es uno de los materiales más famosos del mundo gracias a que es realizado completamente a mano y refleja lo que se puede hacer a través del maravilloso arte de soplar vidrio. Las piezas que se obtienen de cristal de Murano son únicas e irrepetibles como consecuencia de la técnica de soplado que se aplica para fabricarlas, y eso es lo que las hace tan especial.

Cuando se habla de cristal de Murano suele surgir un tópico bastante controversial en cuanto a las diferencias que existen entre el vidrio y el cristal, ya que muchas veces solemos utilizar estos dos términos como sinónimos. Lo cierto es que el cristal se encuentra en la naturaleza mientras que el vidrio es el resultado de un proceso de fusión de elementos como el carbonato, la caliza y la sílice. El vidrio es un material inorgánico y hecho de manera artificial, a diferencia del cristal que es homogéneo y cuenta con una estructura interna excelentemente ordenada que le da el aspecto tan especial que tiene.

Existen una diversa variedad de joyas realizadas en base al cristal de Murano, en muchas formas y diseños. Podemos encontrar en el mercado elementos como colgantes, pendientes, collares, perlas y pulseras todas realizadas con este material tan especial y con ese toque tan único que tiene el cristal italiano. En cuanto a las tonalidades y colores, encontraremos una inmensa variedad desde tonos más sólidos simples hasta piedras multicolores.
A la hora de hablar de la joyería hecha en base a cristal de Murano debemos recordar que se trata de piezas auténticas italianas y artesanales, por lo que nunca encontraremos dos elementos totalmente idénticos. Si optamos por este cristal para utilizarlo en nuestros accesorios debemos tener siempre presente que contaremos con una pieza totalmente única e irrepetible.