los diamantes negros en la joyeria

El caso de los diamantes negros

Diamantes negros: origen y características

El diamante negro es una especie muy distinta a los más frecuentemente conocidos como pueden ser aquellos de color blanco. Su color y tonalidad no es la única característica que los distingue del resto, ya que los diamantes negros cuentan con un origen extremadamente misterioso y una composición muy singular.


Según los especialistas, el diamante negro ha obtenido su tonalidad oscura y opaca como consecuencia de la inclusión de óxidos de hierro en la piedra, formando un tipo distinto de carbono que el que contienen los otros diamantes de otras tonalidades más comunes y menos extravagantes. La joyería realizada en base a estos diamantes oscuros no solo es inmensamente elegante sino que cuenta con un aire misterioso muy particular.

Los orígenes del diamante negro

Este diamante tan especial y raro cuenta con un color y tonalidad que no se ve muy frecuentemente en este tipo de piedras y que recuerda mucho al existente en las Hematitas. El diamante negro es oriundo de Brasil, donde se eligen las piedras más bonitas y en mejores condiciones para la producción de joyería y se separan las demás para el sector industrial. 
En cuanto a su color, característica que tanto llama la atención a muchos, se debe a las sustancias incluidas en la gema. En contrario con los diamantes más convencionales, esta especie se cree que se ha formado hace solo 100 millones de años, cuando los otros tienen su lugar en la tierra hace más de 3000 millones.

Características del diamante negro

Los diamantes negros se pueden presentar en gamas que van desde el color negro oscuro y profundo hasta tonalidades un poco más ligeros parecidos al carbón ahumado o al gris. Se trata de una de las sustancias más duras de la tierra, comparables incluso con los diamantes incoloros, y se cree que pueden llegar a ser mucho más poderosos que los diamantes convencionales

Si bien el diamante negro no posee el brillo tan especial de los diamantes blancos, esta especie de piedra cuenta con un halo de misterio y una chispa muy particular que no podemos dejar de mirar cuando nos encontramos ante una pieza de joyería realizada a base de esto. Dentro de la familia de diamantes naturales, los negros son sin duda alguna los más raros y extravagantes. 

En cuanto a su uso más frecuente en joyería, a los diamantes negros se los suele ver muy a menudo en bijouterie masculina, sobre todo en anillos, preferentemente en aquellos hechos a base de titanio. Esto último tiene que ver con lo agradable que resulta a la vista la combinación y el contraste entre el metal y la piedra preciosa de color oscuro. 

En cuanto al sector femenino, en la actualidad se ha vuelto bastante frecuente la utilización de diamantes negros en los anillos de compromiso. Una de las formas de uso más comunes de este diamante es en combinación con diamantes blancos para crear un contraste elegante y no perder el estilo femenino.