Propiedades de la turmalina, hoy hablamos de la piedra que nos da nombre

Tipos y propiedades de la turmalina

Las propiedades de la turmalina y sus características

El término “turmalina” tiene procedencia singalesa, y significa específicamente “piedras de colores mezclados”. Esta denominación, como se imaginarán, está relacionada con el aspecto de este tipo de elementos. Los especialistas en minerales, además de haber ahondado mucho en las propiedades de la turmalina, suelen darle otro tipo de nombre a este material como: tsilasita, dravita, liddicoatita, uvita, acroita, feruvita, foitita, rubelita, entre otros.

Las propiedades de la turmalina verde

Según ciertas culturas antiguas de la zona de la India, China y Japón, la turmalina de color verde tiene propiedades de curación, siendo utilizada como elemento para practicar la medicina alternativa. A esta piedra en especial, gracias a los pigmentos y al color que posee, se la denomina “verdelita”, y presenta este color gracias a que se encuentra en directo contacto con depósitos de hierro ferroso cuando está en su estado natural.

Esta gema tiene propiedades revitalizantes, por lo que se dice que cargar una joya que la contenga puede ser una excelente manera de sentirnos con más energía e incluso vernos mejor. Por otro lado, culturalmente se la reconoce como una gema estimulante de la creatividad, otro de los beneficios de utilizarla como elemento en nuestras piezas de joyería.

Algunas propiedades de la turmalina negra

En el mundo de la joyería es muy frecuente encontrarnos con la turmalina negra, gema que resulta ser muy eficaz para la protección de quien la usa contra las malas energías. Según las culturas antiguas, esta piedra genera un escudo protector y no deja que la persona que la utiliza sea dañada por ninguna energía negativa, por lo que incluso muchos de quienes la usan en la actualidad se la colocan cuando van a utilizar aparatos electrónicos para evitar el impacto negativo de estos.

La turmalina Paraíba, de un azul intenso

En 1987 se descubrió esta nueva variación de turmalina, en la localidad brasileña de Paraíba. Lo más llamativo de esta piedra es su intenso color, de un azul tan brillante que podría deslumbrar hasta al comprador más exigente.
En virtud de lo difícil que puede llegar a resultar la extracción de esta piedra, se trata de un elemento muy poco común y por lo tanto, muy valioso. Los trozos de turmalina azul que se pueden encontrar en el mercado son muy pequeños, no llegan a superar el quilate en cuanto su peso y siendo que se trata de una pieza bastante exclusiva, su valor económico puede llegar a ser bastante elevado.

La incidencia de la cultura

Como les comentamos anteriormente, la turmalina es una piedra que se conoce hace muchísimos años, siendo un elemento bastante utilizado en culturas antiguas en el continente asiático. Culturalmente, esta gema está relacionada no solo con una mejora en la autoestima y en la auto comprensión, sino además con las buenas energías.
En el ambiente de la joyería se la suele comercializar como una gema que promueve las buenas energías, no solo psíquica sino también física, creyéndose también que es un elemento ideal para alejar los malos momentos y la desdicha en general.

La presentación de las turmalinas

Cuando hablamos de joyas realizadas con turmalinas, existen una gran cantidad de formas de presentarlas e incorporarlas en las piezas que se comercializan. La más frecuente y estética es, sin duda alguna, el engarce de la gema en particular con algún otro elemento pudiendo ser oro o plata. Es común también ver esta hermosa piedra colocada engarzada en alguna pulsera, o bien en algunos aros.

Trackbacks and pingbacks

No trackback or pingback available for this article.